portada hijos del insomnio

"Hijos del insomnio"

  Afirmaba Goya que el sueño de la razón produce monstruos. Pero, ¿qué  puede surgir de la ausencia de él, de la falta de sueño? Por la noche,  las luces, los sonidos y las sombras cambian, porque cambia la forma  en la que los percibimos. Esos desvelos pueden convertirse en una bola  de inspiración con la que jugar a crear; alucinaciones, amores
imposibles, gritos de auxilio, segundas oportunidades, reflexiones
vitales, atracciones fatales o historias venidas desde otra realidad.
Eso es, al final, Hijos del insomnio: las criaturas surgidas de una
época de desvelos continuos en los que,al final, la imaginación cabalgó sin control.    Quince relatos diferentes entre sí, en contenido y extensión, pero con un estilo y un nexo común; el intento de narrar la realidad de una forma difuminada, paralela y casi mágica.  Una obra completamente diferente a la primera novela de la autora, con la que viajar por los rincones más inhóspitos y extraños de su imaginación.